SEGÚN UNA ENCUESTA, MÁS DE LA MITAD DE LAS EMPRESAS DEL AGRO ESTÁN PEOR QUE EN 2017