EL CONGRESO DE EEUU SE PARTE EN DOS: ¡QUÉ PASARÁ CON EL DÓLAR Y LAS SANCIONES?