BRUSELAS PREVÉ UNA DESACELERACIÓN EN EUROPA ANTE TENSIONES COMERCIALES, ITALIA Y EL BREXIT