LOS DEMÓCRATAS RECUPERAN LA CÁMARA DE REPRESENTANTES Y DEBILITAN A TRUMP