COLOMBIA: MUJER INSURGENTE, MÁS ALLÁ DEL FUSIL