FISCALES DE LOS “CUADERNOS K” QUIEREN QUE LAS CONFESIONES DE LOS ARREPENTIDOS SE UTILICEN EN OTRAS CAUSAS