LOS PAÍSES EMERGENTES SON CRUCIALES EN LA NUEVA ETAPA AGROALIMENTARIA GLOBAL