EL FMI REITERÓ SU CONFIANZA EN EL PLAN ECONÓMICO, PERO ADVIRTIÓ QUE LLEGÓ EL MOMENTO DE LA "IMPLEMENTACIÓN"