LA PRODUCCIÓN MUNDIAL DE VINO AUMENTA EN 2018, TRAS UN AÑO CATASTRÓFICO