ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL: QUÉ HACER SI TIENES UNA Y CUÁLES SON LOS MITOS MÁS COMUNES