SE DISPARAN LAS PÉRDIDAS ECONÓMICAS DEBIDAS A LOS DESASTRES CLIMÁTICOS, SEGÚN LA ONU