El funcionario justifica que el trato que dio a la mujer es "costumbre" en su país

EL DIRECTOR DE MIGRACIONES DE PARAGUAY RENUNCIA POR “FROTARLE EL MUSLO” A UNA TRADUCTORA EN TAIWÁN