EN LA PRIMERA SEMANA YA SE VACUNÓ EL 25% DE POBLACIÓN CONTRA EL SARAMPIÓN Y RUBÉOLA