EL FMI PIERDE TODA ILUSIÓN DE REPUNTE Y TILDA DE DECEPCIONANTE LA MARCHA DE LA UE