BERLÍN FRENA INTENTOS DE LA UE PARA UN COMPROMISO SOBRE EL CO2 DE AUTOMÓVILES