REINO UNIDO DICE QUE NO VA A CAMBIAR SU POSICIÓN SOBRE LA SOBERANÍA DE GIBRALTAR