MIENTRAS AMAZON Y NETFLIX INCREMENTAN SU VALOR DE MARCA, FACEBOOK SE HUNDE