SIN ACUERDO SOBRE EL BREXIT, LONDRES NO PAGARÁ TODA LA FACTURA