Algunos anticipan que no firmarán la addenda, pero otros dicen que firmar no es cerrar la negociación.

LOS GOBERNADORES SE RESISTEN A ABSORBER LA TARIFA SOCIAL Y LO VAN A PELEAR EN EL CONGRESO