LUEGO DE UNA DURA DISCUSIÓN INTERNA, LOS GOBERNADORES POSTERGAN LA FIRMA DE UN APOYO AL PRESUPUESTO