LA PERRA LABRADOR QUE SALVÓ A UN HOMBRE DE UNA CONDENA DE 50 AÑOS DE PRISIÓN POR ABUSO SEXUAL INFANTIL