POR LOS EFECTOS DE LA SEQUÍA, EN LA CAMPAÑA DE MAÍZ SE PERDIERON USD 1.690 MILLONES