EL NOVICHOK LLEVADO AL REINO UNIDO TENÍA CAPACIDAD PARA MATAR A 4.000 PERSONAS