UN CAMPAMENTO EN EL DESIERTO DE NUEVO MÉXICO PARA ENTRENAR A NIÑOS ASESINOS