JUAN MANUEL ABAL MEDINA ADMITIÓ ANTE LA JUSTICIA HABER RECIBIDO DINERO NEGRO DE EMPRESARIOS PARA FINANCIAR LA CAMPAÑA ELECTORAL Y QUEDÓ EN LIBERTAD