LA BAJA DEL RÍO PARANÁ ES LA MÁS GRAVE DE LOS ÚLTIMOS 10 AÑOS