BACHELET PODRÍA SER LA PRÓXIMA ALTA COMISIONADA DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU