PETICIONES DE ASILO DESCIENDEN EN LA UE