LA TENSIÓN ENTRE VENEZUELA Y COLOMBIA, AL ROJO VIVO TRAS EL «ATENTADO» A MADURO