En los primeros siete meses del año la caída alcanza el 3,2% contra el mismo período del 2017.

LAS VENTAS MINORISTAS PYMES BAJARON UN 5,8% Y ACUMULAN 7 MESES DE CAÍDAS CONSECUTIVAS