LOS FALSOS REMEDIOS DE LA INDUSTRIA DEL BIENESTAR