SEGÚN FORBES, LA "TORMENTA ECONÓMICA" SOBRE ARGENTINA GENERA OPORTUNIDAD "HISTÓRICA" PARA INVERSORES