UN ROBO “HORMIGA” AGITA A LA UNIVERSIDAD DE RÍO NEGRO