BRUSELAS REBAJA PREVISIÓN DE CRECIMIENTO PARA LA UE EN 2018