LAS 3 CLAVES A SEGUIR PARA SABER QUÉ TAN GRANDE ES EL MONSTRUO