Las personas con ciertas variaciones genéticas tienden a ganar más dinero y tener mejores carreras.

LA CLAVE PARA SER RICOS Y EXITOSOS PODRÍA ESTAR EN NUESTROS GENES