La euforia inicial por la era eólica y solar se topó con las dificultades del financiamiento.

ENERGÍAS RENOVABLES: UN PRESENTE VERDE OSCURO