En La Pampa, con el maíz como faro, Estancia La Coralie apuesta a utilizar híbridos de punta para convertirlos en leche.

EL MAÍZ PENSADO COMO VALOR AGREGADO LÁCTEO