NADAR EN AGUAS HELADAS NO ES APTO PARA LOS DÉBILES DE CORAZÓN, LITERALMENTE