LOS OCHO FRENTES DE CONFLICTO QUE EL GOBIERNO TIENE ABIERTOS