LAS MUERTES DE MIGRANTES AUMENTAN EN EL MEDITERRÁNEO, AUNQUE DISMINUYEN LOS TRAYECTOS