EL DÓLAR VOLVIÓ A BAJAR Y ACUMULÓ EN LA SEMANA UNA CAÍDA DE 3,4% A $ 28,64