EL CASO SOLANO DESNUDA LA COMPLICIDAD POLICIAL Y JUDICIAL