CASA DE LA PAMPA: LA VOZ DE LOS RANQUELES SE HIZO OIR EN BUENOS AIRES