EL GOBIERNO DE MACRON PONE EN MARCHA LAS PRIMERAS PRIVATIZACIONES EN FRANCIA