UN DEBATE PARA EL MUNDIAL: EL ACUERDO CON EL FMI DEBILITA AL CLUB DE LA GRIETA