“SOLOS Y SOLAS” DE LA POLÍTICA