LA UE RECHAZA (DE NUEVO) LA PROPUESTA BRITÁNICA PARA IRLANDA DEL NORTE