La apreciación de los activos inmobiliarios y de las inversiones financieras pone más dinero en el bolsillo para gastar

EL PATRIMONIO DE LOS ESTADOUNIDENSES LLEGA A LOS 100 BILLONES DE DÓLARES