CUMBRE DEL G7: ¿TODOS CONTRA TRUMP O TRUMP CONTRA TODOS?